Donostia ha sido siempre una ciudad para pasear. Con motivo de la celebración de su año como Capital Europea de la Cultura, el proyecto Paseos por las Páginas propone hacer un recorrido por la ciudad más allá de los pintxos y las playas, descubriendo sus rincones a través de la literatura. Entre los libros que van a guiar a los turistas-lectores, se encuentran Cacereño  y Lectura Insólita de El Capital, dos obras que muestran un lado más duro de una ciudad marcada por la violencia.  

“Para resultar literaria una ciudad ha de tener conflicto y ahora mismo Donostia es muy plana”, asegura en esta entrevista David González, responsable del proyecto, que aún está preparando la web donde se recogerán tres paseos literarios de acuerdo a obras que transcurran en la Bella Easo. La web, que aún está en construcción, tiene un formato colaborativo de modo que todo el que quiera puede ayudar e incorporar sus referencias culturales al proyecto. 

Por ahora ya hay más de ochenta referencias literarias reseñadas con las que se están estructurando tres rutas: por el curso del Urumea, por la zona este de la ciudad y por el oeste. La primera, El País del Urumea, es una especie de guiño a Pío Baroja, recorrerá todos los libros que transcurren alrededor del río.

Una segunda recorrerá el Este donostiarra pasando por el cinturón industrial de Donostia: “Bidebieta, Roteta, con ‘Cacereño’, para mí uno de los libros clave de este mapa”, apunta González. La tercera ruta transcurrirá desde la bahía de La Concha y la isla de Santa Clara, pasando por Igueldo, el camino del Faro, hasta el polígono industrial de Igara.

Estos paseos podrán ser consultados a partir del mes de Octubre en la web pasarte.eu.